Seleccionar página

 – COMPLIANCE –

Las empresas pueden ser condenadas a:

N

Elevadas multas que pueden suponer la quiebra de la empresa.

N

Suspensión de sus actividades y prohibición de realizarlas en el futuro.

N

Suspensión de sus actividades y prohibición de realizarlas en el futuro.

N

Clausura de establecimientos y locales.

N

Inhabilitación para obtener ayudas o subvenciones públicas.

N

Intervención judicial de la empresa.

N

Disolución de la empresa

En cambio, los administradores pueden ser condenados a:

N

Pena de privación de libertad.

N

Elevadas multas.

N

Sirve como eximente o atenuante de la responsabilidad de la empresa cuando se pueda ver involucrada en un procedimiento penal, por un delito cometido por un empleado, directivo o administrador.

N

Aumenta la reputación, dando así más valor a la marca empresarial, haciendo que ésta sea más competitiva.

N

Muchos proveedores, colaboradores, o la propia Administración Pública, están exigiendo que las empresas que quieran contratar con ellos tengan un Compliance penal.

N

Ahorra costes de sanciones económicas e indemnizaciones.

N

Crea una cultura corporativa interna, dirigida a crear en todos los miembros de la empresa una iniciativa en el cumplimiento de normas.

N

En caso de que algún miembro de la organización cometa una infracción, existirá un mecanismo que permita individualizar la responsabilidad del infractor, evitando que la empresa responda subsidiariamente.

N

Permitirá a los miembros de la organización, esencialmente a los administradores, valorar positivamente el buen hacer de los empleados en lo que respecta al seguimiento de protocolos internos, y así como en el cumplimiento de leyes y reglamentos.

N

Facilitará las condiciones a la hora de contratar o renovar algún tipo de póliza de seguro.

¿QUÉ TE OFRECEMOS?

ELABORACIÓN DEL PROGRAMA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS PENALES

Como primer paquete de medidas, estas son obligatorias para elaborar el Sistema de Gestión de Compliance Penal (SGCP) según la normativa aplicable, a saber, UNE 19601, consistiendo en:

  • Definir el contexto de la organización, objetivos del SGCP y planificación del proyecto para su consecución.
  • Identificación, análisis y evaluación de los riesgos penales que afectan a la organización, es decir, se elabora el llamado mapa de riesgos.
  • Diseño y evaluación de los controles, procedimientos y procesos aplicables para la minoración de los riesgos.
  • Soporte y asesoramiento en la implementación de los controles, procesos y procedimientos seleccionados.
  • Elaboración de un código ético o de conducta.
  • Diseño y ayuda en la implementación de la política de Compliance penal.
  • Apoyo en la selección y capacitación del órgano de Compliance o del Compliance Officer.
  • Diseño del canal de denuncias internas.
  • Elaboración de un sistema disciplinario.
  • Elaboración de un protocolo de conductas post-delictuales.
  • Pautas e indicaciones para la puesta en marcha del SGCP.

SOPORTE DEL PROGRAMA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS PENALES

El segundo paquete de actuaciones está centrado en el soporte y actualización del manual de cumplimiento que se ha elaborado, así como el asesoramiento continuado de todos los miembros de la organización cuando sea necesario, en particular:

 

  • Reevaluación del contexto, objetivos y planificación del proyecto.
  • Actualización de los riesgos penales y controles implementados.
  • Apoyo en el seguimiento de la mejora continua del sistema.
  • Formación continua de empleados y directivos.
  • Gestión externa del canal de denuncias.
  • Apoyo en la investigación de denuncias internas.
  • Asesoramiento del órgano de gobierno, alta dirección y responsable de Compliance.
  • Auditoría interna.

 

 

 

CONTACTA CON NOSOTROS